was successfully added to your cart.

La seguridad en la bici

image

Nos encanta nuestro trabajo, salir al monte a recorrer cientos de caminos con el fin de ver si son ciclables y en qué medida, disfrutar de la posibilidad de encontrar nuevas rutas y, sobre todo, estar en la naturaleza.

Sí, la naturaleza, o campo, monte, etc… cualquier zona que esté a las afueras de las ciudades puede ser ya el campo. Y es ahí donde muchas personas deciden acudir a realizar su actividad favorita: montar en bici.

Desde hace unos años, el boom de la bicicleta ha convertido muchos lugares próximos a las urbes en auténticos parques de diversión para nosotros, los ciclistas. Antaño estos caminos eran zonas de paso entre poblaciones, útiles para transportar las mercancías o el ganado de un pueblo a otro. De hecho, y aunque algunos no lo crean, esos caminos por los que discurrimos no los ha hecho el pasar de las bicis. Existen miles de kilómetros que recorren nuestra geografía entre caminos vecinales, vías pecuarias, senderos… Y todo esto está regulado por las leyes,  así que, nos guste o no, hay que aceptarlo como es.

¿Y todo esto a qué viene y qué tiene que ver con la seguridad? Pues bastante, ya que la seguridad no empieza una vez que subimos a la bici. La seguridad comienza con el análisis y gestión de nuestra ruta. Existen muchas webs de rutas donde los aficionados cuelgan las rutas que han realizado y quieren compartir con todos, cosa que es magnífica y hay que agradecer, pero eso no nos exime de guardar ciertas precauciones:

1º Hay que comprobar si la ruta vista es para nuestro grupo (hay que pensar siempre en las personas que nos acompañan y en su condición física. Si es necesario, es mejor adaptar una ruta a nuestro amigo en peor forma física, que llevarse un disgusto por forzar la situación. También se puede declinar la invitación a una ruta que no se ajuste a nuestro perfil.

2º Hay que comprobar que no se está transcurriendo por lugares con restricciones. Para eso está esto Caminos libres.

3º Llevar un mapa o gps por donde transcurre la ruta. Esto nos facilita en caso de pérdida o accidente saber dónde nos encontramos en cada momento.

4º Vestido para la ocasión, es de perogrullo pero ir equipado para realizar una ruta de Enduro no es lo mismo que para hacer XC, hay que llevar las protecciones necesarias, a demás es muy recomendable llevar guantes sea cual sea la disciplina y las gafas diría que imprescindibles, pues nos van a evitar la entrada de arena, bichos etc…

5º Llevar un pequeño botiquín con las cosas imprescindibles (desinfectante, gasas, vendas, algo para las picaduras, ibuprofeno, tijeras, pinzas, una manta térmica …). Hay muchos botiquines ya preparados con lo necesario. También hay que acordarse de llevar la tarjeta sanitaria y no está de más un seguro deportivo. Nosotros le hemos confiado el nuestro a los chicos de segurabici.es.

6º Estar pendiente de los compañeros en ruta y parar las veces que sean necesarias. A veces, he comprobado cómo alguna persona del grupo quiere acabar a una hora determinada y comienza a apretar, haciendo que el grupo se divida. Por eso, es importante planificar bien antes de salir los tiempos y, si es necesario, añadir tiempo de más. Es preferible madrugar a tener que forzar.

Y lo más importante:

  • Decir a nuestros familiares la zona por la que vamos a realizar la ruta.
  • Llevar la bici a punto.
  • No hacerse el machote y ser consciente de las limitaciones de cada uno.
  • Llevar comida y bebida en abundancia para reponer.
  • llevar Mobil cargado.

Estas recomendaciones están basadas en nuestra experiencia y en una manera de pensar, primero es el disfrute del grupo y después, el personal.

Leave a Reply